Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Posted by on Oct 14, 2014 in Actualidad, Seguridad | 0 comments

¡Navegad protegidos!

¡Navegad protegidos!

Desde la vuelta de vacaciones en el rincón del email le hemos cogido el gusto a hacer listas. Para continuar esta dinámica, os presentamos 7 consejos anti-espionaje para proteger vuestra vida privada mientras navegáis por internet.

Entre los escándalos de la NSA, las fotos de famosos pirateadas de la nube, etc. uno ya no se siente totalmente seguro en internet. Y el pirateo, no solo puede afectar a los demás. Ya no se trata solo de hacer públicas vuestras fotos de vacaciones, el nuevo pirateo va más allá: pone en manos de una entidad toda tu vida privada, conversaciones, intercambio de documentos… Ya sea por chantaje, pirateo, acoso, no importa el motivo, puede que en alguna parte alguien lo sepa todo de ti.

Los actos criminales a menudo suceden por fallos de seguridad derivados de negligencias, o errores por falta de atención. Con este artículo os ayudaremos a cubrir estas brechas en la seguridad, haciéndoos casi invisibles mientras navegáis.

 

 

  1. Llevar una doble vida

Si actualmente solo utilizáis vuestro nombre y apellidos en la red, tened en cuenta que también podéis utilizar un « alias », es decir, un nombre inventado. En aplicaciones como LinkedIn o Viadeo es recomendable utilizar tu verdadero nombre. Por el contrario, en otras tipo MySpace, Facebook, etc., es mejor evitarlo. Utilizad un alias o apodo, así será más complicado que os encuentren o relacionen.

Por otra parte, intentad utilizar contraseñas diferentes para cada interfaz, y si no conseguís acordaros de todas, que es lo más normal, utilizad un gestor de contraseñas como Keepass.

Los navegadores permiten ocultar la identidad del usuario de manera muy sencilla. Podéis pasar del modo público a un modo privado con un solo clic, o apretando ctrl/mayus/p (p de privado) en cualquier navegador web.

Screen Shot google

 

 

 

 

  1. Guardar los archivos y documentos en un USB

Cuando utilicéis un ordenador que no sea el vuestro (en una biblioteca, cibercafé, etc), corréis el riesgo de dejar rastro. La solución es equiparse con una memoria USB, desde la que ejecutaréis las aplicaciones y copiaréis los documentos, sin dejar rastro en el ordenador que estáis utilizando.

 

  1. Eliminar los perfiles que no se usen

La primera pregunta que os deberíais hacer es: “¿cuántos perfiles tengo?”, la siguiente sería: “¿los utilizo todos?”. Que no los utilicéis no significa que estén fuera de peligro. Cualquier persona podría encontrarlos sin que os deis cuenta.

Una cuenta antigua de una red social inactiva puede utilizarse en vuestra contra y perjudicar a vuestra reputación, ya que muchos piratas utilizan las identidades de otras personas.

La mejor solución es hacer un poco de limpieza entre vuestras cuentas. Cerrad aquellas que ya no utilicéis, ayudándoos por ejemplo de justdelete.me. Hacer una búsqueda permite reencontrar algunas joyas… y en el peor de los casos, siempre se puede pedir el “derecho al olvido”.

justdelete.me

 

 

 

 

 

 

  1. Un poco más complicado, encriptar los datos

A día de hoy, la mayor parte de los datos que circulan por Internet no están protegidos. Ciertos especialistas pueden acceder a ellos fácilmente. Si los encriptáis, los dejáis ilegibles para cualquier espía potencial. Solo podrá leerlo el legítimo destinatario.

Las manipulaciones pueden ser complicadas, hace falta utilizar programas especializados, pero un cifrado es la mejor forma de garantizar tu confidencialidad.

Para profundizar sobre este tema, podéis leer este artículo para Windows.

chat-options

 

 

 

 

 

 

 

  1. Reflexionar antes de compartir

Cuando compartís documentos o imágenes, debéis tener en cuenta que estos archivos contienen metadatos. Esto es información invisible que cataloga al autor, la fecha de creación, el tamaño, y a veces, las modificaciones realizadas. Algunos programas pueden eliminar estos metadatos y garantizaros un grado suplementario de confidencialidad.

Al inicio del artículo hemos hablado del « affaire » de las fotos pirateadas. Algunas aplicaciones (ICloud, Google drive, Dropbox…) sincronizan automáticamente archivos y datos, almacenándolos en alguna parte de internet. Para evitar estos problemas, basta con desactivar la sincronización automática que te proponen gratuitamente los gigantes de la web. El almacenaje es costoso, así que si es gratuito, por algo será…

 

  1. Ser prudente

Internet está lleno de trampas, spam, phishing que intentan usurpar la identidad de las marcas y personas. Desconfiad de los emails dudosos, no hagáis clic en los links sospechosos, aunque vengan de proveedores conocidos: ITunes, vuestro banco, PayPayl… Aun cuando os amenacen con eliminar vuestra cuenta en menos de 48 horas. Lee nuestro artículo sobre el vocabulario del Spam para tener un poco más de perspectiva sobre este tema.

Si alguna vez os encontráis con un fraude de este tipo, declaradlo a Signal Spam.

 

  1. Proteger PCs y teléfonos

Puede sonar obvio, pero es importante proteger vuestro smartphone u ordenador con contraseñas, códigos pin, sistemas de bloqueo… Activando estos sistemas de protección correréis menos peligro.

 

Voilá, estos son nuestros consejos para reforzar vuestra confidencialidad. No hace falta que os preguntéis a quién le interesa vuestra vida, con que toméis las medidas de seguridad adecuadas evitaréis que a alguien llegue a interesarle. Sed discretos y tened en cuenta que internet es como una plaza pública, hay cosas que se pueden hacer y decir… ¡Pero no todo!

Fuentes : Softonic.fr

Post a Reply

Votre adresse de messagerie ne sera pas publiée. Les champs obligatoires sont indiqués avec *